COMO CONSEGUIR UN PELO 10







COMO LAVARTE EL PELO


•Champú a medida.

A la hora de lavarte el pelo, elige un champú específico, según tu cabello: graso, seco, fino... Si no lo tienes claro, consulta a tu peluquero. Y recuerda que puedes lavártelo a diario. Al aplicar el champú, masajea bien el cuero cabelludo con las yemas de los dedos para estimular la circulación; y si lo tienes graso, date dos jabonadas.


•Acondicionar.

Aplica un suavizante y, mientras actúa, desenreda tu pelo con un cepillo de púas muy separadas. Evitarás que las puntas se abran y, además, tu pelo quedará suave y sedoso. Y si lo tienes mate y apagado, mezcla el acondicionador con un chorrito de vinagre de sidra. Lo dejará hiperbrillante.


•Aclarar en 2 minutos.

Es fundamental aclararse el pelo durante dos minutos, como mínimo, para retirar el exceso de champú y suavizante, y evitar que quede apagado y pegajoso. Si lo haces con agua fría te quedará súper brillante. Para regular el exceso de grasa del cuero cabelludo, añade medio vaso de zumo de limón natural al último aclarado.

Productos: 1. Champú uso frecuente (3,16 euros) y Acondicionador Revitalizante, de Pantene Pro-V (3,31 euros). Son productos muy suaves que puedes usar a diario, y sirven para todos los tipos de cabello.


CUIDA TU PELO DEL SOL


1. Objetivo

Evitar que se resequen y se abran las puntas. Truco natural Ponte un poco de aceite de oliva o acondicionador en las puntas y recógete el pelo.


2. Objetivo

Fijar el color. Truco natural Si llevas un tinte oscuro, date una infusión de romero; y si es claro, de manzanilla.


3. Objetivo

Hidratar a tope. Truco natural Aplica una yema de huevo mezclada con un yogur natural y déjala actuar diez minutos. Y si quieres aclarar el color –sólo para rubias y castañas–. Échate el zumo de un limón en el pelo seco o húmedo antes de tomar el sol. Los rayos solares lo aclararán y te quedarán unas mechas naturales muy bonitas.

4. Objetivo

CUIDA TU PELO: Evita que se estropee con el sol: : Aplica sprays y geles con pantenol o ceramidas y filtros para proteger el color y cúbrete la cabeza con gorros o pañuelos.

5. Objetivo

AFTER-SUN: Repara tu cabello después de tomar el sol: El pelo también sufre los efectos de los rayos ultravioletas, la sal del mar, la arena y el cloro. Debes eliminarlos con un champú reparador que hidrate en profundidad. Si añades un chorro de limón al último enjuague, el pelo te quedará más suave. Sustituye el acondicionador por una mascarilla hidratante: Extiéndela de la raíz a las puntas y peina el cabello durante dos minutos para repartirla bien.

Productos: 1. Champú uso frecuente (3,16 euros) y Acondicionador Revitalizante, de Pantene Pro-V (3,31 euros). Son productos muy suaves que puedes usar a diario, y sirven para todos los tipos de cabello.


NUTRIR EL PELO


VITAMINAS EXTRA

Todos los tipos de pelo necesitan vitaminas; pero sobre todo, los débiles, teñidos o moldeados. Para fortalecer tu pelo, lo mejor es que sigas una alimentación variada: come frutas, verduras, pescado, leche, frutos secos, cereales, huevos y evita las grasas. Y también puedes tomar a diario una cucharadita de levadura de cerveza o de lecitina de soja –en herbolarios–. Notarás los resultados.


MASCARILLA CASERA

Para hidratar tu pelo y mejorar su textura y suavidad, date una mascarilla dos veces por semana con el pelo húmedo y déjala actuar unos minutos. También puedes aplicar aceite de almendras dulces –en herbolarios–. Ponte un gorro de ducha y deja actuar media hora. Luego, lávate bien el pelo.


PUNTAS ABIERTAS

Vigila el estado de las puntas. Queda fatal llevarlas abiertas y estropeadas. Para sanearlas, córtate el pelo cada dos meses. Si ya están abiertas, aplica un sérum reparador o vaselina. Y cuidado al secarte el pelo con una toalla: Si la frotas con mucha fuerza, las puntas se abrirán.

Productos: 1. Tratamiento Reestructurante, de Bonacure Act, de Schwarkpoft (11,69 euros En peluquerías). Se deja actuar 10 minutos y se aclara. Hidrata en profundidad la estructura del cabello. 2. Reparador de puntas en crema, para cabello seco o castigado, de Wella Balsam (5,11 euros): Contiene ceras naturales de frutas, que protegen tu pelo de las agresiones externas y lo dejan súper brillante.


DISIMULA TUS DEFECTOS


1. Ojos pequeños

Solución: Hazte un corte de pelo sin flequillo; y si estás acostumbrada a llevarlo, déjate uno muy cortito o peínatelo a un lado. Los ojos parecen más grandes en una cara limpia.


2. Orejas de soplillo

Solución: Para disimular unas orejas de soplillo, hazte un corte dejando largos algunos mechones a los lados, que queden por encima de las orejas. No despejes la nuca.

3. Frente muy ancha

Solución: Llevar un flequillo es la mejor manera de disimular una frente grande y suavizar las facciones. Para conseguir un look súper actual, córtatelo largo y despuntado.

4. Barbilla prominente

Solución: Hazte un corte con mechones laterales largos y procura no dejar la nuca despejada. Y no olvides que nunca jamás debes cortarte el pelo por encima de la barbilla.




PELO SEXY Y BRILLANTE



1. Si tienes el pelo LISO

Tienes suerte porque su brillo natural es mayor, al reflejar la luz. Recuperar el brillo •Lávate el pelo con un champú de uso diario, date una nuez de acondicionador y acláralo con agua fría tres minutos: Gracias al acondicionador el pelo te brillará el doble. •Para secarlo, aplica aire templado mientras te lo cepillas con un cepillo de madera. Luego aplica un sérum o un poquito de vaselina en las puntas.

Truco

•Evita la electricidad estática con una pizca de laca en el peine.

2. Si tienes el pelo RIZADO

Seguro que brilla más en la raíz y tienes las puntas bastante quemadas. Recuperar el brillo •Usa champú hidratante y acondicionador siempre. •Si te lo quieres alisar, ponte, después del lavado, un gel alisante. Desenreda y utiliza para secarlo un cepillo redondo de los de madera. •Si te lo quieres dejar rizado, péinatelo al darte el acondicionador y, una vez aclarado, estruja los rizos y deja secar al aire.

Truco

•Echa un chorrito de vinagre en el último aclarado y verás cómo brilla.

3. Si tienes el pelo ESTROPEADO

Está seco, quedradizo, rasposo al tacto, muy debil y súper apagado. Recuperar el brillo •Lávalo con un champú fortificante y utiliza un acondicionador sin aclarado hasta que consigas un pelo de tacto sedoso. •Aplica una mascarilla una vez por semana y deja actuar debajo de un gorro de los de ducha, de 5 a 15 minutos. •Si utilizas secador, que sea con la velocidad máxima y aire frío.

Truco

•Mezcla dos cucharadas de miel y una de leche, y aplica 10 minutos.

LOS SECRETOS DEL PELO BRILLANTE




Permitido •Usar algún producto que se active con el calor del secador como el Liquid Hair, de Wella Balsam. •Aplicar una mascarilla cada semana y envolverte la cabeza en una toalla caliente: Duplicarás su efecto. •Utilizar los dedos para peinar el pelo rizado, una vez seco. El cepillo lo encrespa. •Utilizar un tinte no permanente o un baño de color, si te vas a teñir en casa: Conseguirás un brillo total. Prohibido •Aplicar productos de fijación cerca del cuero cabelludo: Parecerá que tienes el pelo sucio o graso. •Ponerte una espuma o gel de fijación extrafuerte si tienes el pelo fino –se te quedará tieso– o si te lo vas a planchar –te lo puedes quemar–. •Utilizar peines de plástico para desenredar el pelo mojado, porque lo puedes romper.

Productos:1. Si tienes el pelo LISO tu producto es: Hairmilk, de Wella Balsam (5,35 euros). 2. Si tienes el pelo RIZADO tu producto es: Cera Digit Gloss, de Tec Ni Art (10,31euros). 3. Si tienes el pelo ESTROPEADO tu producto es: Mascarilla Elvive, de L'Oréal (3,49 euros).



CUIDADOS ESENCIALES



Tener un cabello brillante y sano, es fundamental para conseguir una imagen perfecta. Los productos químicos que contienen los permanentes, las lociones para alisar y los tintes, hacen que el cabello sea más poroso y sensible a cualquier tratamiento.



CONSEJOS PARA ACABAR CON ESTA SITUACIÓN

- Nunca te tiñas, alises o hagas una permanente si tu pelo no está en excelentes condiciones. - Si deseas alisarte el pelo o hacerte un permanente, y teñirte al mismo tiempo, aplícate la semana antes un tratamiento intensivo, con aceites calientes para preparar tu cabello. - Si tu pelo ya está teñido, asegúrate de hacerte una permanente especial para este tipo de cabello. - Si tu pelo esta decolorado en un tono mucho más claro que el tuyo, y luego te has aplicado un tinte, lo mejor es que no te hagas un permanente ni te lo alises. - Hazte mechas después de una permanente, pero no antes. - La loción permanente reacciona diferente en un pelo teñido que en uno natural, por lo tanto los resultados no son los mismos. - Espera a que las mechas hayan crecido antes de hacerte uno de los métodos antes mencionados. - Si te has aplicado henna, deja que pase un tiempo antes de hacerte la permanente, ya que interfiere en el proceso químico. La henna puede ser aplicada después. - No uses la plancha para alisar el cabello, rulos eléctricos o el secador, más de dos veces por semana si te has teñido el cabello o te has hecho una permanente. - Para minimizar los efectos del secador, colócalo a unos 20 cms. de la cabeza y nunca lo utilices a una temperatura máxima. - Para proteger tu pelo de todo exceso de calor, acostúmbrate a darte un tratamiento acondicionador como el que le recomendamos para el pelo seco y partido.



TINTES Y DECOLORACIÓN

La frecuencia con la que debes retocar el color de tu pelo, depende de la rapidez con que éste crezca. La iluminación: son los que más tiempo permiten entre uno y otro tratamiento: de dos a seis meses. Como el pelo no es de un solo color, la raíz que viene saliendo no se nota mucho. Los tintes, ambos, el tinte en forma de champú (que debe durar de 4 a 6 champús) y el de henna (que dura de seis a ocho semanas) cubren el pelo con una capa, pero sin penetrarlo, por lo tanto, al lavarte la cabeza repetidamente desaparecen poco a poco. Un enjuague de color se elimina prácticamente con cada champú, lo que favorece que podamos probar si nos gusta o no un color determinado. Los tintes normales y los que sirven para decolorar, pueden retocarse una vez al mes para producir diversos efectos: como oscurecer el pelo, aclararlo uno o dos tonos, enriquecer el que se tiene o cubrir las canas. Si lo que quieres es aclarar el pelo, cuatro o cinco tonos menos del que tienes, entonces recurre a la decoloración seguida de tinte. Este procedimiento durará entre tres y cuatro semanas antes de que necesites un retoque.