OTROS ÉXITOS

1992-93

EL ÚNICO ESPAÑOL QUE CONQUISTÓ EL ROSA

Sorry, your browser doesn't suppor Java.
Miguel Indurain tiene también en su historial la gesta de ser el único ciclista español que ha conseguido terminar vestido de rosa en el Giro de Italia. Lo logró además en dos ocasiones: 1992 y 93 fueron sus ediciones triunfales. Solamente participó otra vez en la carrera italiana (1994), en la que terminó tercero tras el ruso Eugeni Berzin y el italiano Marco Pantani, una ronda que también pudo ver su triunfo si no llega a ser por un fatal desfallecimiento en los últimos kilómetros de una durísima etapa, con el Mortirolo incluido, en la que Miguel ofreció una de sus mejores jornadas de ciclismo, a pesar del resultado final.

En principio el campeón navarro se planteó siempre el Giro como una preparación para el Tour. El Banesto nunca alineó a su mejor equipo para apoyarle, pues reservó a parte de sus mejores hombres para la ronda francesa. Pero aún así, Miguel se bastó para dominar a todo el ciclismo italiano y sus figuras extranjeras.

En 1992 Indurain tomó el liderato en la tercera etapa por casualidad, al responder del ataque de Chiappucci. Demasiado pronto para sus planes, pero Miguel se mantendría de rosa hasta Milán al no mostrar fisuras. Ganó la crono de Sansepolcro y en las llegadas en alto aumentó algunos segundos sobre sus más peligrosos enemigos o, como mínimo, mantuvo las diferencias. En la última etapa, la crono Vigevano-Milán, ofreció la traca final y dejó a sus inmediatos rivales, los italianos Chiappucci, a 5m 12s, y Chioccioli, a 7m 16s.

En 1993 la consecución del liderato del italiano Argentin, bien respaldado por el potente equipo Gewiss, permitió a Indurain eludir la responsabilidad de llevar el peso de la carrera hasta la décima etapa, en la que se vistió de rosa al ganar la crono de Senigallia. Al día siguiente lo perdió por seis segundos en favor de Leali, pero lo recuperó el la 14 etapa al iniciarse la montaña. A partir de ahí se limitó a controlar. Su victoria en la cronoescalada a Sestrieres le consolidó como maglia rosa y culminó su triunfo pese a que el penúltimo día el letón Ugrumov le hizo sufrir en la ascensión a Oropa. Este quedó el segundo, a 58s, y el tercero fue Chiappucci, a 5m 27s.




1994

53,040 KILÓMETROS DEPRISA Y EN UNA HORA

Sorry, your browser doesn't suppor Java.
Para evitar un calor perjudicial para el ídolo, sólo dos mil personas pudieron presenciar en el Stadium de Burdeos, un velódromo con pista de madera y 250 metros de cuerda, el récord de la hora de Miguel Indurain. La televisión pública francesa y Canal + en España ofrecieron la nueva gesta del campeador navarro el viernes 2 de septiembre de 1994: 53,040 kilómetros.

El impacto del hecho superó el de otros intentos similares, anteriores y posteriores, porque el protagonista era el mejor corredor del mundo, el que poco más de un mes antes había ganado su cuarto Tour consecutivo. Además, nunca había ensayado en un velódromo.

Aprendió en sólo diez sesiones de entrenamiento y batió el récord de Graeme Obree, un 'pistard' que dedicaba el 100% de su trabajo del año a preparar esta especialidad.

El grupo de Indurain eligió la misma pista en la que Boardman y Obree habían logrado sus registros de récord a pesar de que una cuerda corta perjudicaba al villavés. Su estructura física no es la más apropiada para este tipo de aventuras: demasiado grande, ofrece una extraordinaria resistencia al viento.

Antes de decidir en Anoeta que iba por el récord, trabajó en carretera cambiando mínimamente las medidas de la bicicleta y, por tanto, su postura de pedaleo. Pero sus músculos no aceptaban trabajar de forma distinta a la que estaban habituados.

El estudio del grupo técnico de Indurain (integrado entre otras personas por su médico Sabino Padilla, sus directores José Miguel Echávarri y Eusebio Unzue y el asesor técnico Aldo Sassi, que tenía la experiancia del récord de Moser en el 84) era concluyente: "La posición adoptada en la tentativa del récord no puede ser muy diferente de la correspondiente adoptada en carretera". Este hecho condiciona de forma determinante el coeficiente de penetración (cd). Es decir: para hacer la misma marca de Obree, 52,713 kilómetros, Indurain necesitaba desarrollar un 25% más de fuerza que el escocés.

Por fuerza no iba a quedar. Indurain puso el récord 327 metros más largo durante una hora en la que las instrucciones de su entrenador, Padilla, eran conservadoras: se trataba de superar a Obree, porque marcar un récord a la altura de Miguel (Merckx y Thevenet auguraban 55 ó 56 kilómetros) era un objetivo previsto para el futuro en un velódromo en altitud.

El intento estratosférico fracasó por precipitación en Bogotá, un año después. Miguel se negó posteriormente a reconquistar su récord: "Ya lo he hecho todo en este apartado, batirlo y perderlo", dijo este año en su último Tour.

EL RÉCORD DE LA HORA
AÑO CORREDOR VELÓDROMO MARCA
1942 F. Coppi (Ita) Milán 45,848
1956 J. Anquetil (Fra) Milán 46,159
1956 E. Baldini (Ita) Milán 46,394
1957 R. Riviere (Fra) Milán 46,923
1959 R. Riviere (Fra) Milán 47,347
1967 F. Bracke (Bel) Roma 48,093
1968 Ole Ritter (Din) México D.F. 48,653
1972 E. Merckx (Bel) México D.F. 49,431
1984 F. Moser México D.F. 50,808
1984 F. Moser México D.F. 51,151
1993 G. Obree (Esc) Hammar (Nor) 51,59
1993 C. Boardman (Ing) Burdeos 52,270
1994 G. Obree (Esc) Burdeos 52,713
1994 M. INDURAIN Burdeos 53,040
1994 T. Rominger (Sui) Burdeos 53,832
1994 T. Rominger (Sui) Burdeos 55,291
1996 C. Boardman (Ing) Manchester 56,379



1995

MÉRITOS SOBRADOS PARA SER CAMPEÓN

Sorry, your browser doesn't suppor Java.
Indurain preparó a tope el Mundial de Colombia, donde obtuvo el título de contrarreloj. Pero él quería la prueba en línea. Se había concentrado un mes en las grandes montañas de Colorado, se machacó con sesiones de entrenamiento de ocho horas de duración y subió puertos de más de tres mil metros de altitud. Llegó a Colombia con la forma física de sus mejores Tours y hubiera ganado de no ser porque Olano se le adelantó al lanzar un ataque en la última vuelta y Miguel, respetuoso con la filosofía de equipo, no sólo no trató de atacarle, sino que le defendió ante el resto de rivales y sirvió de tapón para que ganara su compañero. Indurain ganaría después el sprint por el segundo puesto.

Algo parecido le ocurrió en 1993 en Oslo. Allí fue Lance Armstrong el que anticipó su ataque. Indurain no podía responder a todos los demarrajes. Tampoco los demás hicieron nada y el estadounidense, hoy víctima del cáncer, se llevó el oro. En la lucha por el segundo puesto, Miguel demostró que tenía más fuerzas que nadie en ese día duro por la lluvia y ganó el sprint en lucha con especialistas como el alemán Ludwig y el belga Museeuw.

Además de esas dos medallas de plata, Indurain ganó otra de bronce en Stuttgart, en un circuito no lo suficiente duro para hacer una gran selección. El triunfo se lo jugaron cuatro corredores: el italiano Bugno, el holandés Rooks, Indurain y el colombiano Mejía, que entraron por ese orden. Algo similar ocurrió en Benidorm en 1992. Indurain intentó por todos los medios el triunfo, pero sólo pudo hacer sexto en el sprint de los favoritos. A Miguel no le faltaron fuerzas ni ocasiones, sino suerte, para ser campeón del mundo.

La recién creada prueba contrarreloj (tres años de existencia), vino a restaurar la figura de Indurain para adornarla con un título mundial y otro olímpico, en ambos casos escoltado por Abraham Olano.

Miguel dio todo un recital en 1995 en los 42,1 km que separan las localidades colombianas de Tunja y Paipa. Rodó a 45,513 km/h en un recorrido muy ondulado y exigente para ganar la medalla de oro. Olano quedó a 48 segundos, el alemán Peschel, tecer clasificado, a 2m 3s, el resto, a más de tres minutos de distancia.

SUS MUNDIALES
AÑO SEDE PUESTO
1987 Villach (Aut) 64
1988 Ronse (Bel) Abandonó
1989 Chambery (Fra) Abandonó
1990 Utsunomiya (Jap) 12
1991 Sttutgart (Ale) 3
1992 Benidorm (Esp) 6
1993 Oslo (Nor) 2
1995 Duitama (Col) 2
1995 Paipa (Col) 1 (crono)
SUS OLIMPIADAS
AÑO SEDE PUESTO
1984 Los Angeles (USA) Abandonó
1996 Atlanta (USA) 26
1996 Atlanta (USA) 1 (crono)


Volver al
índice