La transmisión únicamente se produce cuando la sangre, el semen o las secreciones vaginales de una persona afectada entran en contacto con la sangre de una persona sana. Condiciones para que se transmita la infección:


1) Que haya virus, el VIH.

2) Que exista una cantidad suficiente de virus, el VIH sólo se encuentra en suficiente cantidad para infectar en la sangre, el semen, las secreciones vaginales y, en menor medida, en la leche de la mujer infectada.

3) Que haya una puerta de entrada.

Para producirse la infección el virus debe prenetrar en el organismo:

- Bien a través de una vena. La forma más habitual es por compartir material de inyección previamente utilizado por otra persona infectada por el VIH.

- Bien a través de una herida en la piel o en las mucosas, al entrar en contacto con un fluido con capacidad infectante.